En Osotu entendemos la diversidad como una oportunidad de aprendizaje. Nuestra sociedad es diversa, con personas de todas las condiciones, características y capacidades. La escuela también debe ser reflejo de eso.

Cuando proporcionamos a nuestro alumnado diversos métodos de acceso al aprendizaje, dando mucha importancia a la expresión oral, al trabajo en equipo y la investigación personal, se habilitan vías para que todos los alumnos y alumnas avancen en su aprendizaje haciendo hincapié en sus fortalezas.

Con el paso del tiempo descubrimos que todas las personas tienen algún talento especial que puede enriquecer a los y las demás,. descubrimos el valor de la empatía, del ayudar a los otros y de compartir el esfuerzo y los éxitos. Así es como construimos una comunidad en la que todos y todas avanzamos juntos, cada uno y una según sus posibilidades.

 

Altas capacidades

Resulta sorpendente comprobar los altos índices de fracaso escolar que se dan entre niños y niñas con diagnóstico de altas capacidades. Es un síntoma más de la inadecuación de los métodos educativos tradicionales para personas con diferentes intereses.

En Osotu prestamos especial atención a la diversidad del aula, en la que se incluye la atención a las altas capacidades con una pedagogía que se adapta a la necesidades de cada niño y niña a base de retos, preguntas, talleres y proyectos.

Para aquellos niños y niñas con talentos especiales es necesario ofrecer entornos enriquecidos de aprendizaje donde ellos y ellas puedan profundizar en las áreas de su interés. Osotu se caracteriza por dar gran una importancia al desarrollo de la creatividad y ofrecer espacios de desarrollo personal (proyectos personales) en el que los niños y niñas  pueden desarrollar al máximo su potencial.

 

Diversidad de aprendizajes

Plantear una nueva forma de aprender implica una forma distinta de enseñar. Por eso la formación del profesorado es el aspecto clave de nuestro proyecto educativo. Las y los docentes de OSOTU han pasado por un periodo de formación que ha incluido: educación emocional, inteligencias múltiples, pedagogías activas, trabajo cooperativo,  creatividad, educación no sexista, aprendizaje corporal etc…

La formación, en la que ha participado también todo el equipo directivo, ha incluido además la auto-evaluación y el trabajo cooperativo entre el profesorado desde el primer día.

Los principales organismos que evalúan la calidad de la enseñanza, tanto a nivel internacional (OCDE) y europeo como autonómico (ISEI-IVEI), afirman sin lugar a dudas que el principal factor de excelencia educativa es la calidad del profesorado y su formación. En OSOTU estamos completamente de acuerdo. No puede haber transformación educativa sin transformación de los y las docentes.